Tú cabrona, pero yo: cabrón.

Tú, cabrona: Me quitas las monedas para que no pueda comprar condones y así amarnos a pelo, me distraes con la lengua dentro de mi boca y a lo que me doy cuenta sale esperma, agudizas el ingenio con un mensaje y tras responderte me preguntas, ¿yo?   Tú, cabrona: Cocinas con bromuro para no... Leer más →

Sin azucar, por favor

Sentado y casi ocupando el 80 % de la silla me propuse abrirlo de derecha a izquierda, sin llegar a quitar la mirada de ti. Como buenamente pude saqué una excusa y pregunté: — ¿A qué te dedicas? — dije. — Solo tomó café con sacarina — contestaste. La sonrisa que venía avisando desde que... Leer más →

Tu boca hasta el tercer hielo

Yo quiero, ser de tu cuerpo un mecenas, sin contrato ni resguardo, empotrador en tu barco, hasta que la tormenta amaine, o hasta a otro se lo alquiles, aunque en la cola hayan decenas. Yo quiero, ser la cirrosis de tus cadenas, que estrangulan a su aire, a base de besos guarros, o a polvos... Leer más →

Follándote sin carne y hueso

Hacerte el amor sin traumas, follarte como la primera vez, que las mariposas me maltraten, azoten las paredes de mi estómago, recordar el primer tacto, llamar al genio de carne y hueso, pedir como deseo un orgasmo, sin alfombras desechables, no quiero guías, ni gps hasta tu cueva, no quiero látex. Silbar al ser blanco... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora